Mazinger Z



Una estructura futurista vista desde el aire. Una piscina que se vacía rápidamente. Una compuesta secreta que se abre. Un extraño robot gigante que se eleva, Una pequeña nave que se acopla a su cabeza... ¿Es un monstruo? ¿Es un demonio?... ¡¡¡NO!!!  Es....

¡¡¡MAZINGER Z!!!





Hace como quince años, el viejo canal nueve demostrando porqué era el líder hasta del público infantil, puso al aire una de las pocos animes que permitieron el desembarco de este tipo de dibujos animados en nuestro país. La serie inicialmente fue un éxito absoluto pero la posterior llegada de la supermoderna (por el momento) Robotech la eclipsó un poco. Sin embargo, si algún fan de esa época hace un poco de memoria, no puede dejar de recordar al más famoso de los robots gigantes, el que inició toda la moda,  Mazinger Z.
El mangazo de Go Nagai.
Go Nagai era un Mangaka (artista de manga) más. Sus dibujos no eran los mejores y sus historias no eran las más vendidas de Japón. Pero, por una de esas vueltas del destino, todo eso cambió a comienzos de los `70 (qué década generosa) cuando su creación, Mazinger Z, se convirtió en un éxito absoluto. Por supuesto no tardó en llegar su versión animada que comenzó a emitirse en el país del sol naciente en 1972 y se extendió a través de 92 episodios que culminaron en 1974 para ser reemplazado por Gran Mazinger, una secuela que sólo guardaba en común algunos personajes secundarios y el nombre del robot. La serie de Mazinger Z cuenta con la ventaja de que tiene una completa renovación de diseños con respecto al manga y estos sólo están inspirados en los feos dibujos de Go Nagai. Las historias son adaptaciones de algunos capítulos del manga aunque hay gran cantidad de argumentos originales pero donde realmente se destaca la serie es en el aspecto musical. El tema del opening tiene toda la onda y, unido a las secuencias animadas, da un pantallazo general de como es la serie. El resto de los temas valen la pena ser escuchados así que si tiene  la suerte de conseguir el CD, no lo duden ni un instante y cómprenlo que no se van a arrepentir. En el apartado animación no se puede destacar ningún aspecto pero hay que tener en cuenta que es una serie realizada hace casi treinta años (en su tiempo fue lo más) y desde entonces ha corrido mucha agua bajo el puente.

Pilder...¡contacto!
La trama de Mazinger tiene su inicio cuando Koji (se lee Koshi así que a no hacer chistecitos) Kabuto y su pequeño hermano Shiro encuentran a su abuelo agonizante entre las ruinas de su mansión que fue volada por un grupo de terroristas. El doctor Kabuto le cuenta que su asesinato es obra del Doctor Hell, un colega con el cual descubrieron, varios años atrás, una civilización perdida -los Mikenes- en la antigua isla de Rodas, en Grecia. Esta civilización tenía la tecnología para construir enormes máquinas que le permitían realizar trabajos que de otra manera hubieran sido imposibles de llevar a cabo. El Doctor Hell se propuso utilizar estos descubrimientos para su propio beneficio (la conquista del mundo, un viejo y querido plan) y para ello asesina a todos los miembros de la expedición con excepción del doctor Kabuto que logra escapar y a partir de allí dedica todos sus esfuerzos en investigar nuevas tecnologías que le permitiese, en un probable futuro, defender a la civilización del chiflado. Kabuto muere pero antes les muestra a sus nietos el fruto de todos esos años de trabajo: Mazinger Z, un tremendo robot que Koji no tarda en pilotar (mal) a través del bosque que rodea la destruida mansión de su abuelo. Los hermanos no tardan mucho en conocer a Sayaka Yumi, la piloto de Afrodita A, un robot de aspecto femenino que tiene la recordada particularidad de poder lanzar sus exuberancias pectorales en forma de misiles. Sin embargo, Afrodita no es tan poderosa como Mazinger y cuando el Dr. Hell lanza al fin su ataque sobre la ciudad de Tokio es poco lo que puede hacer contra los monstruos mecánicos. Por otro lado, Koji recién está aprendiendo a manejar a Mazinger pero esto no le impide derrotar a sus enemigos aunque la suerte haya hecho más que su habilidad en la batalla. De esta manera, la tierra adquiere un nuevo defensor y el Dr. Hell un nuevo e importante obstáculo que se interpondrá una y otra vez en la concreción de su plan.
Estructura de la serie.
Cada capítulo de la serie se puede ver de forma unitaria, es decir cada uno de ellos está estructurado para que los veas y lo entiendas aunque sea la primera vez que te acercas a la serie. Incluso los capítulos dobles siguen este patrón. En cada episodio, el Dr. Hell o alguno de sus horribles ayudantes lanza un ataque sobre Tokio (nunca se nos explica como  pueden reconstruir la ciudad tan rápidamente) o el Instituto de Energía Fotoatómica (la base del robot) y Mazinger Z sale en su defensa. Obviamente, los villanos no son tan inconscientes como para mandar siempre el mismo robot y es por eso que en cada capítulo nos encontramos con un engendro mecánico de diferentes características: algunos pueden volar, otros nadar, otros lanzan algún poderoso rayo destructor, incluso había uno que lanzaba...¡chicle! Esto hace que el profesor Yumi y sus ayudantes deban incorporarle numerosos dispositivos armamentísticos al cada vez más completo Mazinger que con el tiempo adquiere complementos tan disímiles como propulsores acuático, taladros y el Scrander, un fabuloso artefacto que le permite volar.  

Los personajes

Los personajes de Mazinger Z eran un caso aparte comparados con los que aparecían en las otras series de animé de ese momento y sentaron un precedente a la hora de realizar producciones de ese tipo. Cada uno de los protagonistas tenía una personalidad muy definida y muchos de ellos quedaron como estereotipos que fueron retomados hasta el hartazgo en series posteriores. En este apartado les presentamos a los más importantes.
Koji Kabuto


  Es el héroe de la serie y piloto del Mazinger Z. Su abuelo, Jutso Kabuto, le entrega el robot antes de morir para que lo utilice en defensa de la humanidad. A pesar de su buen corazón, muchas veces actúa sin pensar debido a su juventud lo cual le lleva a cometer muchos errores que hacen peligrar su vida. Koji es huérfano y su único pariente vivo es su hermano menor, Shiro, ya que sus padres murieron en un accidente algunos años atrás, aunque más adelante se descubre un giro inesperado sobre este último dato. 

Sayaka Yumi

Esta temperamental jovencita es la piloto del Afrodita A y luego de Diana B. Es hija del profesor Yumi, el ayudante del Doctor Kabuto ahora devenido en director del instituto. Durante toda la serie mantiene con Koji una relación de amor- odio que va inclinándose más hacia lo primero que a los segundo, aunque nunca llegan a concretar nada (¡ni un pico loco!). Con sus robots, Sayaka generalmente molesta aunque en más de una ocasión salvó el día como cuando hace que Mazinger vuele con sus misiles o cuando sacrifica a Afrodita para que el Koji pueda vencer.
Dr. Yumi

Es un brillante científico que queda a cargo del Instituto de Energía Fotoatómica cuando el Dr. Kabuto se retira. Ayuda a Koji en todos los episodios, enseñándole como pilotar mejor a Mazinger y desarrollando armas para el mismo con ayuda de los otros científicos. Es también el creador de Afrodita A y Diana B.
Boss, Mucha y Nuke

Son tres pandilleros que cumplen el típico papel de tontos de la serie pero después evolucionan como personajes al punto de conseguir un robot propio. Al principio, Boss sólo se encarga de molestar a Koji porque está celoso de él (le gusta Sayaka) pero luego, y después de que el piloto le salva la vida montones de veces, se hacen amigos. Son fanáticos de las motocicletas y adquieren protagonismo a lo largo de la serie. Su mayor travesura es raptar al grupo de científicos para que les construyan un robot que bautizan originalmente “Boss Robot”.
Profesores Norisori, Sewashi y Mori Mori 

Son tres inseparables científicos que hacen lo imposible por mantener en las mejores condiciones posibles al Mazinger Z. Construyen complicados dispositivos, lo limpian, lo lustran y lo mantienen a punto para que Koji lo pueda hacer pelota en las batallas contra los monstruos del Dr. Hell. También son los responsables de la construcción de los robots Afrodita A, Diana B y Boss Robot.
Profesor Jutso Kabuto

El abuelo de Koji y Shiro conserva su protagonismo en la serie a pesar de morir en el primer episodio. A través de los capítulos, los guionistas utilizan su “sabiduría” para crear artefactos que quedaron perdidos, robots femeninos (Minerva) y transformarlo en una moderna versión del doctor Frankenstein, pero eso es un secreto que no se revelará sino hasta el final de esta nota...
En el otro bando (el de los malvados, digo) encontramos a:
Dr. Hell

Este científico utiliza a tecnología adquirida de los Mikenes, para construir todo un ejército de robots con los que planea conquistar el mundo. A pesar de sus continuos fracasos, insiste con su plan una y otra vez hasta que se queda sin plata y no puede construir más robots.... no, mentira, hasta que Mazinger lo encuentra y le da su merecido. Se caracteriza por su imaginación a la hora de construir monstruos mecánicos, lo que no le impide trabajar para una agencia de publicidad en sus ratos libres. Su última frase antes de morir es: “Maldición, la diosa de la victoria me ha abandonado, ¡que humillante!”. El caradura dice eso y en toda la serie no pudo le pudo ganar una sola batalla a Mazinger.
Barón Ashler

Curioso sicario del Doctor Hell que se destaca por ser un perfecto travesti: la mitad de su cuerpo es de mujer y la otra mitad de hombre. Cuando habla se puede escuchar su voz masculina, femenina o ambas y es realmente un personaje que debe quedar en la memoria de los televidentes. Tiene todo un ejército de Máscaras de Hierro que lo siguen ciegamente y cumplen todas y cada unas de sus órdenes y se moviliza en una inmensa fortaleza submarina de nombre Salude. Curiosamente es ahí donde encuentra su final  cuando se le ocurre hacerle frente a Mazinger.
Conde Decapitado

Otro integrante de la pintoresca galería de villanos. Este personaje consta de dos partes: un cuerpo cibernético vestido con un uniforme del ejército alemán y una cabeza con movilidad propia que generalmente permanece en el brazo izquierdo.  Es el comandante de los máscaras de Hierro, responde directamente al doctor Hell y rivaliza constantemente con el Barón Ashler a quien le gusta molestar en sus ratos libres.
Vizconde Pigman

Unos de los últimos esbirros que pela el Dr. Hell antes de que se le venga la noche. El vizconde es un tipo que tiene un pequeño cuerpo como cabeza y poderes hipnóticos y de magia negra. También practica el canibalismo lo cual lo convierte en un personaje totalmente dedicado al público infantil que seguía la serie semana a semana o día a día depende el país.
Duque Gorgón 

Inicialmente aparece como un aliado ocasional de Dr. Hell pero luego se revela como el enviado del malvado General Negro. Bajo el mando de éste envía a la superficie a los monstruos mecánicos que logran vencer por fin a Mazinger Z. Su apariencia es la de un hombre de piel verde desde la cintura para arriba ya que como piernas tiene un tigre de bengala.

Las armas de Mazinger Z
Como era de esperarse, Mazinger contaba con una gran infinidad de armas con las que podía hacerle frente a los robots del Doctor Hell y salir ileso de las batallas. Claro que esas armas iniciales no fueron suficientes y con el correr de los capítulos, nuevos ingenios le fueron acoplados. En este apartado haremos una breve explicación de algunos de ellos:
Rayos lazer: La explicación sería muy obvia pero... en fin, se trataba de dos rayos lazer que salían de los ojos del robot, eran efectivos pero no tanto como los...
Rayos Fotónicos (o fotoatómicos o Calor Nuclear): Eran el arma principal de Mazinger Z. El símbolo que el robot tenía en el pecho comenzaba a despedir un calor tan fuerte que podía derretir los metales que tocaba.
Vientos huracanados: De la boca de Mazinger, salían unos vientos de gran potencia producidos por una turbina que le eran muy útiles para sacarse a los enemigos de encima. También los usó para hacer volar los restos de Afrodita A.
Puños Atómicos: El arma más copada y recordada. Los puños de Mazinger se desprendían y, propulsados por un reactor, salía disparados hacia su contrincante propinándole un tremendo golpea. Lo malo era que a veces se le escapaban y no volvían o el otro robot era más rápido y se los agarraba. En un momento, el ingenio argentino produjo una pistola que lanzaba el puño de Mazinger ¡qué tiempos aquellos!
Cortador de Hierro: De los puños de Mazinger salían dos filosas cuchillas capaces de cortar los metales más resistentes. El Conde Decapitado fue una de sus víctimas.
Misil o Proyectil: Del abdomen de Mazinger salía un misil que casi nunca hacía daño pero ayudaba.
Scrander: Eran una alas que se le acoplaban a Mazinger y que le permitían volar, cosa que inicialmente no podía hacer. Cuando se acoplaba, Koji exclamaba “Scrander...¡contacto! El Scrander a su vez podía lanzar una espuelas de metal con forma de shuriken que también eran conocidas como “cruz del sur”.
Proyectiles de Taladros: Cuando se trataba de causar un daño menor pero profundo, los puños de Mazinger se doblaban para arriba y permitían salir a unos taladros que perforaban cualquier metal.

Todo concluye al fin nada puede escapar....
Todo termina... y Mazinger no fue la excepción. Mientras celebraban su victoria sobre el Dr. Hell, nuestros héroes son atacados por dos bestias mecánicas enviadas por el Duque Gorgon. Dichos monstruos reducen rápidamente a Diana B y a Boss Robot y le dan una buena paliza a Mazinger que, impotente y dañado, nada puede hacer. Desde el laboratorio observan como todo termina.
Pero (y continuando con las cosas sin explicación) un nuevo Mazinger surge de la nada, demostrando unas asombrosas capacidades combativas, se deshace de los peligrosos monstruos en menos de lo que canta un gallo.

Cuando todo se calma descubren que el nuevo robot en cuestión, es el Gran Mazinger y fue creado por Kenzo (como el perfume) Kabuto, el supuestamente desaparecido padre de Koji y Shiro. Luego del accidente que sufrió, Kenso fue “reconstruido” por Jutso que utilizó partes biónicas en el proceso por lo que es en parte máquina (¿cómo Darth Vader?) y por eso no había, hasta ahora, querido aparecer delante de sus hijos. Pero las circunstancias lo obligaron y el resto es historia.
Mazinger Z deja la posta a su nuevo sucesor, el Gran Mazinger, y a un nuevo piloto: Tetsuya Tsurugi que a partir de ese momento se transforma en el nuevo protecto de la Tierra. Koji y Sayaka se va a EE UU a estudiar en la NASA (y a ver si pasa algo entre ellos de una vez) y de esta manera termina Mazinger Z y comienza la saga del Gran Mazinger pero nunca nada volverá a ser lo mismo.
Koji vuelve más tarde en una tercera serie: Gran Daizer, pero ya como un personaje de lo más secundario que apenas figura en algunos de los capítulos.
Y de esta manera termina Mazinger Z, olvidado como todos los héroes y reemplazado por uno más joven que no logra llegarle ni a los talones.

Las películas.
Cuatro son los videos protagonizados por el gigante de metal y sus sucesores:
Mazinger Z contra Devilman: Mazinger se une a otra poderosa creación de Go Nagai contra el doctor Hell en una película que tranquilamente podía haber pasado por un capítulo de TV pero cuando se tiene la obsesión por el billete es muy difícil controlarla.
Mazinger Z contra el General Negro: Una remake del capítulo final de la primer serie. Mazinger no se enfrenta a dos sino a cinco robots que lo aplastan miserable y lastimosamente hasta que hace su aparición el Gran Mazinger y lo salva de una muerte segura. Esta película se pudo ver en cines en nuestro país en vacaciones de invierno de 1986.
Gran Mazinger contra Getter Robot: Otra unión entre dos creaciones de Go Nagai que resulta entretenida. Como siempre ocurre en estos casos, los dos robots comienzan a las trompadas y terminan a los besos... ¡ejem! quiero decir ayudándose mutuamente para vencer a un enemigo común. Este argumento trillado hasta el hartazgo era hace veintipico de años algo sumamente original.
El Gran Mazinger contra los robots (también conocida como Gran Mazinger vs Grandizer): Horrenda mezcla de dos capítulos de Gran Mazinger y Grandizer. La pudimos ver en los cines argentinos en la segunda mitad de 1987. Vale como experiencia para ver cómo era la serie de Gran Mazinger pero no esperen nada espectacular.
Estas cuatro películas son fácilmente conseguibles en comiquerías y negocios del ramo sobre todo gracias a que los españoles as reeditaron hace muy poco en ediciones totalmente remasterizadas y con carátulas nuevas.

Las otras series.
A pesar de contar con características similares, tanto Gran Mazinger como Grendizer no pudieron llegar a tener el nivel de éxito de la primer serie.
Gran Mazinger se comenzó a emitir en Japón en 1974 y duró sólo 56 episodios. La temática de la serie no variaba mucho de la de Mazinger Z: un monstruo atacaba el laboratorio o la ciudad y Tetsuya iba a detenerlo con el Gran Mazinger. Los enemigos no eran el Doctor Hell y sus amigos sino los Mikenes, la civilización que supuestamente estaba perdida desde hacía ya varios siglos. En esta serie vuelve a aparecer el Boss Robot y Shiro debuta... como piloto del Junior Robot. Esta serie no se vio más que en video (y encima sólo sus dos primeros episodios) en nuestro país.
Grandizer, la tercer serie, trata sobre un refugiado interplanetario, Duke Fleed, que llega a la Tierra perseguido por unos seres que invadieron su planeta natal y ahora quieren hacer lo mismo aquí. Para evitar la invasión, Fleed cuenta con el Grandizer, una nave que puede transformarse en robot para entrar en combate. A pesar de ser una berretada, esta serie pegó más entre el público y llegó a durar 74 episodios. Algunos de ellos los pudimos ver en el Big Channel en el año ´94. En esta serie vuelve Koji aunque en un mísero papel secundario que nos lleva a preguntarnos para qué se molestaron en incluirlo. Y también vuelve el Boss Robot, infaltable como siempre.

Esta nota se publicó en la revista Mutant Generation #13 en octubre de 2000

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica | Mi Villano Favorito 3: el viejo truco del hermano gemelo