Wolverine Inmortal

Wolverine Inmortal
El mutante de las garras de adamantium vuelve a la carga mientras se prepara para volver a trabajar con sus compañeros mutantes e incluso con ¿Los Vengadores? 



El Último Samurai
Tras los hechos ocurridos en X-Men: La Batalla Final (X-Men The Last Stand,. 2006) Logan abandona la escuela del finado profesor Xavier para  olvidar a su amada Jean Grey a quien debió matar en ese filme.
En uno de esos viajes se encuentra cuando una extraña mujer llamada Yukio (Rila Fukushima) lo localiza y le pide que lo acompañe a Japón, donde un antiguo amigo tiene un ofrecimiento que hacerle.
Una vez en la tierra del sol naciente, Logan descubre que su amigo –Yashida (Hal Yamanouchi), un hombre al que le salvó la vida durante la segunda guerra mundial- se ha convertido en un magnate de la industria farmacéutica y le ofrece la posibilidad de ser mortal de una vez por todas.
Pero Logan intuye oscuros intereses que no tardan en manifestarse a través del hijo de Yashida, Shingen (Hiroyuki Sanada) quien trata por lo bajo con una organización mafiosa liderada por Kenuichio Harada (Will Yun Lee), un mutante conocido como el Silver Samurai. Harada es a su vez asistido por la pérfida y mortal Viper (Svetlana Khodchenkova) y… ¡un ejército de ninjas!, justo lo que le faltaba a un filme de Wolvie.
La muerte de Yashida, deja a Logan convertido en una suerte de ronin, un samurái sin amo que no tiene nada por lo que luchar salvo quizá por el amor de Mariko, la nieta de su amigo mientras intenta desentrañar qué es lo que buscan sus enemigos.

Una segunda oportunidad

Tras la decepcionante X-Men Orígenes: Wolverine (X-Men Origins: Wolverine, 2009), Hugh Jackman se cobra venganza y vuelve al ruedo con una secuela que no es tal. ¿What?
Pues sí, los innumerables conflictos de continuidad cinematográfica que ocasionó ese injerto, llevó al también productor Hugh Jackman a encarar una secuela si, pero de la tercera entrega de X-Men antes de meter las garras otra vez.
Pero no fue ese el primer problema al que debió sobreponerse el australiano ya que el proyecto era tan ambicioso que ningún director lo quería encarar. Primero fue Darren Aronofsky el que dejó colgado a Hugh tras ganar un Oscar por El Cisne Negro (The Black Swan, 2010), y luego Guillermo del Toro quien no disponía de tiempo para el proyecto. Tras un largo desfilar de nombres -  Jose Padilha, Doug Liman, Antoine Fuqua y Justin Lin- el multifacético James MangoldEl Tren de las 3:10 a Yuma (3:10 to Yuma, 2007)-se quedó con el puesto.
El segundo paso fue poner en marcha una historia que, en la cronología de los comics, precede a muchas de las presentadas también en los filmes y de la que Jackman es un confeso fan, al punto de haber incluido una escena a modo de preview en el DVD del anterior filme. Se trata de la miniserie Wolverine de 1982, escrita por Chris Claremont e ilustrada por un novato Frank Miller que luego descollaría con Daredevil, Batman, y 300.
“Hay muchos elementos de esa historia que me encantan -explica Hugh Jackman-. Me fascina la idea de un personaje anárquico, un extraño, que llega a un mundo repleto de reglas honorables y tradiciones y trata de negociar su propia forma de ver las cosas.”

Tren de las 3:10 a Tokio
"Fue muy importante para mí establecer la película en un lugar muy específico de la línea de tiempo. Yo quería ser capaz de contar la historia sin la carga de tener que dejar todo arreglado para que se adecuara a una película que ya existe.”, explicó Mangold sobre sus condiciones para aceptar la dirección del filme.
La historia gira en torno al concepto de la inmortalidad de Wolverine y prevalece con fuerza en todo el guión.
Para Hugh Jackman, Logan estará toda su vida cercado por la muerte. "El se da cuenta de que todos aquellos a los que ama mueren, y que toda su vida está llena de dolor Así que lo mejor que puede hacer es escapar, alejarse de todo.", explica el actor que en esta ocasión logró obtener el estado físico que siempre imaginó para el personaje.
Jackman contó que en ninguna de sus cinco apariciones sentía que había tenido tiempo suficiente para ponerse en forma, pero en esta ocasión no sólo lo logró sino que hasta contó con la asesoría de un experto: Dwayne “The Rock” Johnson.
Otras colaboraciones notables que tuvo la película fue la de la actriz Famke Jannsen, ya que la presencia de Jean Grey, según Jackman, es vital para el desarrollo del film. Era eso o pura nostalgia, quien sabe.
Otra chica que iba a volver a la franquicia era la hawaiana Kelly Hu, Lady Deathstrike en X-Men 2 (X2, 2003), pero el nuevo guión la dejó afuera del filme.

Coming attractions
El futuro del mutante llgará  más pronto de lo pensado, ya que en poco tiempo más volverá a hacer equipo con el resto de sus compañeros en la secuela de X-Men Primera Generación (X-Men First Class, 2011), dirigida por Bryan Singer. En la misma, los mutantes viajarán a los años ´70 para advertirle a Xavier y a Magneto de un terrible mal que terminará por extinguir al homo -superior.
Pero las ambiciones de Jackman no se quedan allí ya que el actor ha expresado públicamente que él también querría ser parte de una secuela de Los Vengadores.
Claro que, como los derechos de Wolverine permanecen en manos de Fox eso sería un tanto complicado pero, se sabe, cuando hay un billetín (“¿alguien ha visto a mi amigo billetín?”) importante, hasta el más duro sonríe en el maravilloso mundo de Hollywood.



Big in Japan
Hace unos años, Marvel se propuso entrar de una vez por todas al mercado japonés de la mano del legendario estudio Madhouse.
De esta manera la televisión nipona emitió entre 2010 y 2011 cuatro series protagonizadas por Iron Man, Wolverine, Blade y los X-Men con estética de animé.
La de Wolverine fue la segunda de la series en ser estrenada y consta de 12 episodios que mucho tienen en común con el nuevo filme del afilado mutante ya que también está basada en la miniserie de Claremont y Miller.

El argumento lleva a Wolvie a Tokio en busca de su antigua novia Mariko Yashida quien desapareció un año atrás en misteriosas circunstancias que involucran a su padre Shingen, líder de un clan del crimen local y a su prometido, Hideki Kurohagi.
La serie de los X-Men –que adapta el primer arco de la serie New X-Men de Grant Morrison- lleva al grupo a Japón en busca de un grupo que secuestra mutantes para robarles sus órganos.

Cronología de Wolverine


Cómo se conecta esta película con el resto del universo X-Men
a.       James Howlett descubre sus poderes mutantes y huye de su casa
b.      James recorre el mundo junto a su hermano Víctor, futuro Sabretooth
c.       Wolverine ayudó al soldado Yoshida a sobrevivir a una bomba atómica.
d.      En otra de esas aventuras, James (ahora Logan) es contactado por Xavier y Magneto pero los manda a freír churros
e.       En un complejo militar secreto, Wolverine es convertido en Arma X al inyectarle adamantium en sus huesos.
f.        En una nueva incursión al complejo, Logan libera a varios niños mutantes, entre ellos Cyclops quienes quedan en manos de Charles Xavier.
g.       Varios años después, Logan se vuelve a cruzar con Xavier y se une a los X-Men para detener un plan criminal de Magneto.
h.       Logan vuelve al complejo militar donde lo convirtieron en Arma X y logra destruirlo y capturar al general Stryker.
i.         Tras la muerte del profesor Xavier, Logan y Storm quedan a cargo de la escuela y deben detener de nuevo a Magneto quien cuenta con la ayuda de una Jean Grey poseída por una entidad maligna, el Fénix.
j.        Wolverine se siente mal por haber asesinado a Jean Grey y cree que todos aquellos a los que ama mueren mientras él siempre sobrevive.
k.      La escuela de Xavier continúa adelante sin Cyclops, Jean ni el Profesor.
l.         Yoshida, ahora un importante empresario de la salud, le ofrece ser mortal.
m.     Wolverine debe vengar a Yoshida y proteger a su nieta.
n.       Logan vuelve con los X-Men para viajar al pasado a advertir al antiguo eqipo acerca de un funesto destino.

50 Sombras de (Jean) Grey

El romance de Wolverine y Jean Grey, que nunca llega a concretarse en los filmes, tiene su base en los comics escritos por Chris Claremont, quien metió al mutante de las garras en medio de la pareja perfecta de la colorada y Cyclops para hacer un poco más difícil las cosas.
A eso cabe agregarle que Jean le recordaba a Logan a su bella amada Rose, la niña que se escapa con él cuando descubre sus poderes mutantes y a quien su medio hermano asesina sin piedad.
Claro que hubo ocasiones en las que ambos se besaron apasionadamente pero en todas y cada una de ellas, Jean se apartaba lamentándose de amar a Scott, algo que convirtió a la serie en una novela rosa de mutantes.
Este amor no correspondido tiene una muy buena adaptación en los filmes que se manifiesta en la tercera entrega cuando Jean acepta que le gusta Logan sólo en el momento en que su lado oscuro (llamado Fénix) toma el control. O sea que la Jean “buena” ama a Scott “Cyclops” Summers mientras que la “mala” ama a Wolverine, que es todo lo contrario al boy scout del profesor Xavier.
Por el contrario, en la serie Ultimate X-Men, Wolverine se tira un lance y logra seducir a una Jean casi adolescente frente a Scott Summers y ambos terminan enfiestados en un hotel de lujo. con “shanpein” y todo.

Todos contra todos


La agenda comiquera de Wolverine se queda sin páginas antes de llegar a julio. No sólo debe asistir el mutie a su propia revista sino también a las de X-Men y las de los Avengers, si es que no recibe invitaciones de otros personajes que necesitan levantar sus ventas.
Pero hubo un tiempo en el que Wolvie debió trabajar a tiempo completo y esos fueron los dos años en los que debió ser parte del elenco de Avengers vs X-Men, un mega evento que enfrentó a los dos grupos en medio del regreso de la siniestra fuerza Fénix.
La historia fue escrita por varios de los más importantes guionistas de Marvel como Brian Michael Bendis, Matt Fraction y Ed Brubaker y Jonathan Hickman para impartir una serie de cambios que alteraron los status quo de ambas series de forma dramática.
¿Qué de qué lado estuvo Wolvie?
Solo se puede decir que se prendió al grupo con más onda del momento porque hay edición nacional para averiguarlo…

El origen de muchas preguntas

Si bien no le fue mal en taquilla, la primera entrega de Wolverine no dejó un buen sabor de boca, razón por la cual Hugh Jackman decidió esperar un buen tiempo con tal de hacer todo bien esta vez.
No sólo los críticos le llegaron a decir cosas como “mantiene con soporte vital a la franquicia de X-Men” sino que los mismos fanáticos que le pedían a gritos a Jackman que haga la película luego del estreno le dieron sin piedad.
A eso, cabe añadirle la filtración de la película unos meses antes del estreno en la que se la podía ver entera aunque sin los efectos especiales agregados y que ocasionó que se ordenaran cambios de último momento para mantener la sorpresa.
La historia, si bien era muy ambiciosa y abarcaba casi un siglo de historia del personaje, no terminó de cerrar los cabos sueltos en las anteriores entregas sino que abrió muchos más interrogantes.
¿Cómo es que Emma Frost / Reina Blanca es una adolescente si en X-Men Primera Generación (X-Men First Class, 2011) era ya una adulta?
¿Cómo es que Wolvie rescata a Cyclops y éste no lo recuerda  en la primera película?
¿Cómo es que el profesor Xavier se encuentra con Logan dos (2) veces antes de la primera película pero ninguno de los dos lo recuerda?
¿Cómo es que Sabretooth es un humano con uñas largas por mas de cien años y luego, de un día para el otro, le crece el pelo como si fuera un peluche maloso?
¿Y por qué nunca hicieron la película de Deadpool siendo que se presentó el origen del personaje con el actor que lo iba a encarnar y todo?
Todo esto, y muchos puntos más, obligaron a que los responsables de Wolverine Inmortal se decidieran a ubicar el filme al final de toda la historia aunque la nueva movida de Bryan Singer podría dejarlo nuevamente en problemas…

Publicado en Revista La Cosa 199 (07/13)

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica | Mi Villano Favorito 3: el viejo truco del hermano gemelo

Crítica | El Planeta de los Simios: La Guerra