Intensa-Mente: emociones que emocionan


La nueva película de los estudios Disney/Pixar bien valió la espera de los cinco años que su director, Pete Docter, demoró en concluirla


Las películas de la productora Pixar siempre se han destacado, y sin honrosas excepciones, por narrar historias originales que encantan por igual a grandes y a chicos.
Hay, sí, otros competidores que han logrado derrotar en taquilla a este gigante de la animación, apelando a personajes carismáticos, adaptaciones de dibujos animados conocidos o comics o al simple gag; pero la empresa fundada por John Lasseter y Steve Jobs en los ´80 siempre se ha mantenido fiel a sus orígenes y ha brindado en casi todas sus películas algo totalmente novedoso.
Por eso, no es raro que en este 2015 plagado de films basados en trabajos previos (léase secuelas, derivados y adaptaciones de comics y novelas) Pixar vuelva a sorprender a la audiencia con una historia protagonizada por... ¡emociones!

Si, como lo leyó. Cinco emociones logran llevar por el buen camino a una niña llamada Riley desde su nacimiento hasta los 11 años, cuando una mudanza cambia la vida de ella y su familia de manera contundente.
Como si esto no fuera suficiente, un inconveniente producido en el "centro de control" de la mente de Riley deja a Alegría y Tristeza –responsable del hecho- muy lejos de su lugar habitual y a la pequeña con la incapacidad de manifestar sensaciones acorde a las situaciones que le tocan vivir gracias a la inacción de Temor, Furia y Desagrado, quienes quedaron a cargo.

Sesudamente

Se podría decir que en esta ocasión, el director Pete Docter ha encarado el que podría decirse que es el desafío más complejo de toda su carrera, que hasta el momento suma sólo tres exitosos filmes y algunos cortos, lo que se ha visto traducido en el hecho de que la película haya demorado cinco años en llevarse a cabo, y ha logrado salir indemne del reto. ¿Qué ocurrió en esos cinco años? Pete Docter se lo contó a Diario Popular en una conferencia de prensa, pero lo cierto es que la espera ha valido la pena ya que desde este jueves los espectadores podrán disfrutar todos y cada uno de sus 94 minutos de duración.
 La historia es una digna creación de Docter, la mente detrás de Monters Inc. y Up: Una Aventura de Altura, por las que ganó sendos premios Oscar, pero donde la película gana puntos es en la manera en la que los responsables del film han logrado trasladar todo el boom de la neurología -esa ciencia de la que el doctor Facundo Manes y el biólogo Estanislao Bachrach se han convertido en los expertos más consultados a nivel local- a un film animado que puede ser digerido por un niño de cuatro años para arriba. Si aprender en la escuela fuera así de fácil...
Los diseños del interior de la mente de Riley parecieran sacados de cualquier dibujo animado con los que Warner Bros. despertaba la imaginación infantil décadas atrás mientras que la animación continúa su evolución haciendo prever que algún día los actores -como ocurre en todos los filmes de Pixar- sólo vayan al set de filmación a grabar sus voces.
Párrafo aparte para Lava, el corto que precede al film y que muestra una historia de amor protagonizada por... ¡dos volcanes! Por si a alguien todavía le cuesta creeerlo, le dejamos una fotografía para que lo compruebe por sí mismo:

CALIFICACIÓN: EXCELENTE
Ficha técnica
Título Original: Inside Out
Directores: Pete Docter y Ronnie del Carmen
Guión: Pete Docter, Meg LeFauve, Josh Cooley
Elenco vocal (versión original, en inglés): Amy Poehler, Bill Hader, Lewis Black, Mindy Kaling, Phyllis Smith, Diane Lane, Kyle MacLachlan, Kaitlyn Dias.
Duración: 94 minutos

Calificación: Apta Para Todo Público

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica | Mi Villano Favorito 3: el viejo truco del hermano gemelo

Crítica | El Planeta de los Simios: La Guerra