Minions: Esos adorables chizitos animados

Llega a los cines un filme que cuenta el origen de estas adorables criaturas de Mi Villano Favorito. El resultado no podía ser más disparatado
 
 
Hace dos semanas comentábamos en esta sección sobre la tremenda investigación de 5 años que el director Pete Docter llevó a cabo para dedicarse de lleno a Intensa-Mente, la nueva película de Pixar que ya bate récords de taquilla y es una firme candidata a llevarse el premio Oscar a la Mejor película animada del año.
En esta ocasión, en Minions tenemos entre manos un filme que no demandó ningún tipo de investigación científica aunque sí  histórica por el sólo hecho de ignorar todo parecido con la realidad, y que apunta constantemente al gag  con el objetivo de hacer reír a chicos (a diferencia de Intensa-Mente, de todas las edades ellos) y a grandes por igual.

Los responsables de Illumination Entertainment no se amilanaron a la hora de reproducir las impecables performances cómicas que estos particulares personajes hicieron en Mi Villano Favorito 1 y 2 y ahondaron en una historia que repasa el origen de estas "criaturitas".
El resultado no podría ser más divertido –no en vano uno de los principales atractivos de los filmes protagonizados por el ex villano Gru son sus ayudantes- y desenfadado, y recuerda constantemente a los viejos dibujos de Bugs Bunny, el Coyote y el Pato Lucas en cuanto a imaginería animada se refieren.
La historia es casi tan simple como efectiva: tras una vida entera de servir a los peores villanos a lo largo de la historia (desde una protocélula a Napoleón Bonaparte, pasando por un Tiranosaurio Rex y el Conde Drácula, entre otros), los Minions se refugian en el Polo Norte y construyen allí una ciudadela.
Sin embargo, esta aparente tranquilidad los lleva a convertirse en criaturas desanimadas, sin un propósito en el mundo, por lo que Kevin, uno de los líderes de la tribu, decide salir al mundo exterior en busca de un nuevo amo malvado.

De esta manera, y tras un disparatado viaje en compañía del tierno Bob y del rebelde Stuart, los amarillentos comedores de bananas conocen a Scarlet Overkill, la peor villana de la historia, que les encarga robar nada menos que la corona del Reino Unido.
Las licencias que el filme se toma a la hora de recrear la historia, dejan ver a íconos de la cultura de la década de 1960 como el ex presidente Nixon, Los Beatles, una loca convención de villanos que se lleva a cabo en Miami e inclusive una joven y libertina reina Isabel II que en determinado momento se queda sin trabajo...
Además, en su versión doblada, el filme cuenta con las voces de los cantantes Thalia (como Scarlet) y Ricky Martin (como su esposo Herb Overkill), con miras a entrar con mayor fuerza en el mercado latino, algo que no hace falta con tantos Minions a mano pero que ayuda sin duda alguna. De hecho, la reciente visita de Martin a la Argentina también fue aprovechada con finesde promocionar el filme. Como punto en contra, en los cines argentinos no se estrenará la versión en inglés, que cuenta con las voces de Sandra Bullock, Steve Carell, Jon Hamm y Michael Keaton, entre otros.

En definitiva, Minions es un filme altamente recomendable para pegarse una panzada de carcajadas durante las vacaciones de invierno y continuar confiando en que los personajes animados de color amarillo (como los Simpson) son capaces de hacer humor por ellos mismos mientras vuelven a abrir la fábrica de muñequitos que en esta ocasión llega de la mano de una nueva colección por parte de una conocida cadena de hamburgueserías.

Ficha técnica
País: Estados Unidos (2015)
Dirección: Kyle Balda, Pierre Coffin.
Guión: Barry Lynch.
Voces (en versión original) de: Sandra Bullock, Steve Carell, Pierre Coffin, Jon Hamm, Michael Keaton, Allison Janney, Steve Coogan, Geoffrey Rush. ´
Distribuidora: UIP. 91 min. Calificación: ATP
CALIFICACIÓN: EXCELENTE


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica | Mi Villano Favorito 3: el viejo truco del hermano gemelo