Star Wars Episodio VII El Despertar de la Fuerza: La nueva generación



Hace Mucho Tiempo, en el Planeta Tierra…

Desde que acercó la ciencia ficción al público de masas, Star Wars trascendió el rótulo de simple “producto comercial” y se convirtió en parte innegable de la cultura popular. La historia creada por George Lucas en 1977 se ha transformado casi 40 años después en un filosofía de vida para varias generaciones, y ha sido examinado a la luz del feminismo, los preceptos oriental y el más furioso capitalismo global.
Los seis episodios comercializados hasta hoy han recaudado en total más de 4.000 millones de dólares, y eso sin contar los réditos del mercado del DVD y el merchandising, un terreno en el que Lucas también fue un visionario ya que supo negociar quedarse con los derechos de comercialización mientras firmaba su contrato de financiamiento y distribución con 20th Century Fox.
Pero parte del éxito de la saga radica precisamente en esa profundidad ideológica que varios especialistas han analizado a lo largo de los años en infinidad de libros y que ha sabido lograr, por ejemplo, que un pueblo entero de Gran Bretaña haya decidido declarar como religión oficial a la que practican los caballeros jedi.
Sin embargo, todos esos logros estuvieron en más de una ocasión al borde del desastre. En 1999, las expectativas globales sobre el relanzamiento de la franquicia con una trilogía de precuelas que lideraba Star Wars Episodio I La Amenaza Fantasma (Star Wars Episode I The Phantom Menace). Un tráiler lanzado a fines de 1998 había hecho suspirar a toda una generación de fanáticos que conocían a los filmes por sus ediciones en VHS y soñaban con ver las nuevas entregas en el cine. El relanzamiento de la trilogía original en 1997 ya había mostrado que las nuevas tecnologías desarrolladas en Lucasfilm iban a permitir más y mejores efectos especiales y eso se traducía en batallas espaciales hiperrealistas, sables de luz por doquier y explosiones antológicas.
Se suponía que iba a ser el acontecimiento cinematográfico el milenio pero lo cierto que, el día del estreno, un clamor de furia recorrió miles de cines alrededor del mundo a causa de tres puntos específicos: diálogos acartonadas, disputas comerciales y, como no podía ser de otra manera, Jar Jar Binks y su tribu de Gungans.
Sin embargo, la cosa no iba mejorar con el correr del tiempo ya que Star Wars Episodio II El Ataque de los Clones (Star Wars Episode II Attack of the Clones, 2002) no lo hizo mucho mejor, con un abuso excesivo de los efectos especiales y paupérrimas actuaciones que de todas maneras no pusieron en riesgo la continuidad de la franquicia ni muchos menos. Fue Star Wars Episodio III La Venganza de los Sith (Star Wars Episode III Revenge of the Sith, 2005) –apoyado por la genial serie animada de Genndy Tartakovsky sobre las Guerras Clónicas- la que logró levantar la puntería y concluir la trilogía con algo de dignidad y el origen del villano Darth Vader develado de una vez por todas.

La Nueva República 

El tiempo pasó y fueron apareciendo muchas otras franquicias como El Señor de los Anillos (Lord of the Rings), Harry Potter y The Avengers, pero Star Wars jamás perdió "la fuerza" y todas las generaciones posteriores al estreno del primer filme siempre la tuvieron bien presentes en sus mentes gracias a las innumerables referencias que se hacen comúnmente en los medios de comunicación.
Y esta vez tardó menos en llegar una nueva elícula, pero no por ello las expectativas son menores. Los tiempos han cambiado y la globalización hoy logra que un film de Star Wars sea esperado desde dos años antes con el solo envío de un mensaje a través de Twitter.
Lo cierto es que en esta ocasión una nueva trilogía de Star Wars comienza a tan sólo diez años del último filme (el ya mencionado Episodio III) y los fanáticos están poco menos que desesperados por familiarizarse con todo lo referente a esta nueva continuidad galáctica.
Sin embargo, en esta oportunidad hay una diferencia circunstancial: en 2012 The Walt Disney Company adquirió el emporio Lucasfilm en la friolera de 4000 millones de dólares y en menos de seis meses comenzó la producción de un nuevo filme de la franquicia, mientras Warner Bros. emitía la serie animada de La Guerra De Los Clones (Star Wars The Clone Wars, 2008- 2014) a través del Cartoon Network y la editorial Dark Horse seguía anunciando comics para los siguientes meses.
Antes de sellar la venta, el legendario George Lucas legó el mando de su empresa a Kathleen Kennedy, la histórica productora de los filmes de su amigo Steven Spielberg y esposa de Frank Marshall, también ligado de igual manera al cineasta.
Desde su nuevo puesto, Kennedy buscó candidatos para encarar la titánica tarea de despertar al gigante dormido y en su mente sonó un nombre. “Conozco a J.J Abrams desde que tenía 15 años –contó Kennedy en una entrevista-, y sé que estaba asustado por la responsabilidad pero él siempre estuvo al tope de mi lista de directores favoritos. George Lucas y Steven Spielberg muestran en sus películas un poco de cursilería en lo referente a su sentido del humor, y la habilidad para encontrar el equilibrio entre el drama, las emociones y la diversión; y J.J. tiene ese tipo de sensibilidad también".
Jeffrey Jacob Abrams es conocido en el mundo entero como el cerebro detrás del fenómeno de la serie Lost (2004-2010) pero también dirigió Misión Imposible 3 (Mission: Impossible III, 2006), Super 8 (2011) y las dos entregas de la nueva versión de Star Trek de 2009 y 2013 respectivamente.
Abrams, que tenía tan sólo 11 años cuando se estrenó Star Wars Episodio IV Una Nueva Esperanza (Star Wars Episode IV A New Hope, 1977), se encontraba dándole los toques finales a Star Trek En la Oscuridad (Star Trek Into Darkness, 2013) y no se esperaba semejante ofrecimiento por lo que entró en pánico.  "Acercarse demasiado a tus ídolos cronológicamente no es bueno. La idea de verme envuelto en esa producción me hacía sentir en peligro y dije que no. Por fortuna, Kathy me pidió encontrarnos de todas formas y cuando la escuché contarme cómo quería llevar adelante esta película, de la manera más dulce y auténtica posible, no pude volver a decir que no", relata Abrams que es más blando de lo que parece, y agrega que "Ahí recién pude comenzar a imaginarme lo que sería dirigir una película de Star Wars".
¿Dónde está George?
Sin embargo, convencer a Abrams fue sólo el comienzo de los escollos que debió atravesar Kennedy al comienzo de la producción: el guionista de Pequeña Miss Sunshine (Little Miss Sunshine,2006) y Toy Story 3 (2010), Michael Arndt, y Simon Kinberg –autor de X-Men Días del Futuro Pasado (X-Men Days of Future Past, 2014) y la fallida remake de Los Cuatro Fantásticos (Fantastic Four, 2015)- que estaban trabajando en la construcción del guión pidieron dieciocho meses (o un año y medio, lo que el lector prefiera) para concluir la historia. Pero Disney quería comenzar a amortizar la inversión y no tenía ese tiempo para esperar; por lo que los escribas se quedaron fuera del proyecto en menos de lo que canta un Wookie.

Y había otro tema a solucionar: una de las primeras condiciones que había puesto Abrams al hacerse cargo de la franquicia fue contar con la presencia del elenco original, algo que no le fue difícil de conseguir dado el ferviente deseo –en mayor o menor medida- de los actores en regresar a la acción. De esta manera, Harrison Ford, Mark Hammil, Carrie Fisher, Peter Mayhew y Anthony  Daniels y Kenny Baker como Han Solo, Luke y Leia Skywalker, Chewbacca, y los androides C-3PO (ahora con un brazo rojo, vaya a saber porqué)  y R2-D2.
En la búsqueda de un nuevo guionista que lo ayude a poner orden a esta situación, Abrams y Kennedy pensaron inmediatamente en Lawrence Kasdan, autor también de los libretos de Los Cazadores del Arca Perdida (Raiders of the Lost Ark, 1981), El Imperio Contraataca  (The Empire Strikes Back, 1981) y El Regreso del Jedi (Return of the Jedi, 1983).
La leyenda cuenta que Kasdan entró al universo Star Wars invitado por George Lucas tras los buenos resultados de sus escritos para el filme inicial de Indiana Jones y en reemplazo de la novelista Leight Brackett, que falleció de cáncer en 1978 tras escribir un primer boceto para la secuela.
“Fui al Skywalker Ranch y me contaron que iban a hacer nuevas películas de Star Wars. Me mostraron todos los personajes que tenían en cuenta y me dijeron que podía elegir uno para mí. Elegí al joven Han Solo pero poco después me preguntaron si podía dejar en espera al personaje y ponerme a trabajar en el Episodio VII, así que aquí estoy, escribiendo al personaje de Han nuevamente después de 30 años y cuando termine voy a poder volver al personaje pero (en una versión) mucho más joven”, le contó Kasdan a la revista británica Empire.

Tener a Kasdan en el grupo de guionistas ayudó a Abrams a determinar con mejor atino qué podría haber pasado con el Imperio y con los personajes que sobrevivieron a Star Wars Episodio VI El Regreso del Jedi (Star Wars Episode VI Return of the Jedi), siempre con la misma carta blanca que Disney les dio al “eliminar” el viejo universo expandido creado por los cientos de autores que escribieron comics y novelas con anterioridad. Sin embargo, no todas esas viejas historias podrían estar perdidas ya que como Harrison Ford le responde a Rey en el tráiler sonbre las supuestas leyendas que protagonizaron, “Son todas verdaderas”. Un guiño genial a los fanáticos.
El hermetismo con el cual se trabajó en el guión no incluyó solamente reuniones secretas en los estudios Disney, sino también alrededor del mundo. ¿Quién sabe? Quizá Abrams y Kasdan podrían haberse juntado a escribir algunas páginas en la mesa de café de un bar de tu barrio pero lo que se sabe a ciencia cierta es que hubo reuniones de trabajo durante dos meses en New York, Los Ángeles, Santa Mónica, Londres y en el café Deux Magots (París), hasta que lograron construir una historia acorde a las expectativas.
“Todo comenzó a fluir cuando nos preguntamos ´¿Qué hubiera pasado si todos los nazis sobrevivientes hubiesen huido a la Argentina y comenzado a trabajar allí todos juntos?´ De allí en más, la inspiración no tardó en aparecer”, explica Abrams
La historia sobre la que gira esta nueva entrega relata como una organización llamada La Primera Orden reorganiza a las fuerzas imperiales con la intención de reconquistar la galaxia gracias al uso de un arma que haría quedar a la mítica Estrella de la Muerte como un juguete.

“¿Es la Primera Orden un desprendimiento o un (gigantesco) club de fans del Imperio? ¿Desea esta organización cumplir los objetivos que el Imperio no llegó a terminar? ¿Pueden admirar a Lord Darth Vader como un mártir?, fueron algunas de las preguntas que nos vinieron a la mente”, cuenta Abrams.
Para a echar algo de luz a esas preguntas crearon a Finn, el personaje del actor John Boyega,  que tras escapar de un destructor de la Primera Orden se unirá a la chatarrera Rey (Daisy Ridley) y al piloto de la Resistencia Poe Dameron (Oscar Isaac) en una búsqueda en que mucho tendría que ver el sable que Anakin Skywalker utilizó durante la mayor parte de su carrera como Jedi y que fue visto por última vez cayendo (junto con la mano de Luke) al vacío desde la ciudad de Bespin en Star Wars Episodio V El Imperio Contraataca (Star Wars Episode V The Empire Strikes Back, 1980).
“No era capaz de contarle a mi mejor amigo que tenía el papel de Rey y fue muy difícil porque yo estaba ganando algo de masa muscular, y él me preguntaba por qué estaba todo  el día ocupada.  Pero en términos del film, creo que la razón por la que todo el mundo está guardando el secreto es la mejor razón posible”, explica Daisy Ridley sobre su silencio obligatorio.

Por el camino, estos héroes irán encontrando a los personajes clásicos de las películas originales como Han Solo, Leia (ahora renombrada generala Leia para que no se mimetice con las princesas de Disney), dos androides algo oxidados al y quizá hasta con Luke Skywalker, ahora convertido en un maestro jedi. La duda sobre esta presencia surge a raíz de que el personaje que interpreta Mark Hamill no está presente en el póster de la promoción del filme y en los diferentes tráilers no hace una aparición concreta.
Otro de los puntos importantes de la historia es que los autores no tienen pensado contar todo lo que ocurrió con estos legendarios personajes durante 30 años en un solo filme para que no pierdan su atractivo. “Queríamos personajes nuevos, que al público le parezcan interesantes no por una, sino por tres películas. ¿Quién tiene el potencial de encajar en esta galaxia y sin embargo parecer diferentes? Hemos tenido mucha suerte de contar con Harrison, Carrie y Mark porque son tres extraordinarios actores´”, dice Kasdan y tiene razón ya que estos últimos dos actores se sometieron a un intensivo régimen alimenticio y de ejercicio ni bien se confirmó su participación a comienzos del año 2013.

¿Y el villano? ¿Es un intento de crear un nuevo Darth Vader? “Cuando haces el papel de alguien enmascarado, tu cuerpo juega una gran función en la actuación. Lo que fue tan potente en la trilogía original es que aunque (Darth Vader) estaba oculto tras la máscara, podías notar cómo pensaba”, reveló Adam Driver, que debió dejar su celebrado papel en la serie “Girls” para interpretar al villano Kylo Ren.
Pero además, Kasdan y Abrams hicieron los deberes y le dejaron varios temas “cocinados” a su sucesor, Rian Johnson. “Lawrence y yo estábamos trabajando en la historia, y le imprimimos un sentido de hacia dónde pensábamos que la historia evolucionaría así que hay una serie de cosas que usamos y otras que dejamos para más adelante. Y es maravilloso ver cómo Rian Johnson ha tomado nuestra historia y la hizo suya y seguiremos la historia a su manera”, le contó Abrams a la revista SFX.
A la vieja usanza
J.J. Abrams parece haber aprendido una gran lección de las precuelas: la gente quiere menos efectos especiales y más emoción. Y eso intentó darles, filmando en escenarios naturales y reduciendo al máximo los sets y personajes digitales, como el droide BB-8 para el que se usaron modelos animados (ver recuadro) de referencia.
En cuanto a la música, no podía faltar el inigualable John Williams a cargo de la banda sonora y con eso J.J. Abrams rompió la tradición que lo llevó a trabajar en todos sus films con Michael Giacchino, aunque se guardó otro as bajo la manga.
El director reveló que Lin-Manuel Miranda, el creador y astro del éxito de Broadway “Hamilton”, escribió una canción para lo que llamó “nuestra versión de la escena de la cantina” que “homenajea” a la que transcurría en Mos Eisley.  Abrams contó que el compositor se ofreció en broma a escribir una escena en la cantina pero el director se lo tomó en serio y transcurrieron dos meses desarrollando la escena. Tomáte tu tiempo.
Todos estos elementos, unidos a la reaparición del Millennium Falcon, fueron los que lograron que los fans de todo el mundo aclamaran la aparición del segundo tráiler de El Despertar de la Fuerza, estrenado en mayo de 2015. En el mismo se escucha la voz del actor Mark Hamill en off mientras se pueden ver el regreso de Harrison Ford y Peter Mayhew como  Han Solo y Chewbacca. El tráiler se viralizó de tal manera que a las pocas semanas había alcanzado los 60 millones de visitas en YouTube.
La fecha de estreno fue un gran tema a resolver para los fanáticos locales. Bien sabido es que las fechas navideñas no suelen ser muy buenas para estrenar filmes, ni siquiera los llamados "tanques" debido a la baja concurrencia del público a las salas por las reuniones familiares y los feriados. Sin embargo, la fecha pautada para la Argentina (y también para algunos países como Italia) era en un principio el 7 de enero, lo que suponía una gran espera que los fans supieron sortear gracias a una campaña online que finalmente dio sus frutos y logró que el estreno se dé incluso un día antes que en los Estados Unidos.
Por eso, en el año en el que se estrenaron tres de las películas más taquilleras de la historia del cine –Avengers: La Era de Ultron (Avengers: Age of Ultron), Rapidos y Furiosos 7 (Fast & Furious 7) y Jurassic World – Star Wars regresa con ganas de hacer explotar con fuerza la pantalla a base de una historia que rescata lo mejor del pasado de la franquicia y la presentación de nuevos personajes, todo avalado por el hecho de que el filme original de 1977 todavía se mantiene como la segunda película más vista de todos los tiempos.
Quiero que esta película conmueva a la gente. Quiero que el público vuelva a creer en el universo creado por George, en el poder del lado luminoso versus el lado oscuro, en el poder de La Fuerza”, dice esperanzado Abrams.
Que la Fuerza lo acompañe.
Datos Curiosos
·         De todos los tráilers y todos los comentarios realizados por los responsables del film, hay toda una serie de hechos confirmados sobre El Despertar de la Fuerza, a saber:
·         La acción transcurre 30 años después de Star Wars: El Regreso del Jedi.
·         Los villanos se hacen llamar la Primera Orden, un grupo que busca revivir al Imperio.
·         La Alianza Rebelde se ha transformado en La Resistencia, aunque conserva intacto su objetivo de destruir lo que queda de las fuerzas imperiales y la insignia.
·         Finn (John Boyega) es un stormtrooper que se encuentra en un “peligro increíble” ya que entra en posesión de un sable de luz que podría haber pertenecido a Anakin Skywalker, que se ha convertido en un objeto de veneración por parte de aquellos que lo creen un mártir de la causa.
·         Rey (Daisy Ridley) es una chatarrera que vive en un cementerio de naves en el desértico planeta de Jakku.
·         Poe Dameron (Oscar Isaacs) es el nuevo mejor piloto de toda la galaxia que cumple una misión para “cierta princesa” y termina embrollado con Finn. Sus padres lucharon junto a Luke, Han y Leia y se crió en la base de Yavin IV.
·         Al igual que ocurre con Dune (novelas que han influenciado notablemente a George Lucas), la saga de Star Wars está protagonizada por una familia, en este caso los Skywalker, por lo que presumiblemente al menos uno de los nuevos personajes continuará el linaje. J.J. Abrams dice que "es completamente intencional que los apellidos de Rey y de Finn no sean de dominio público", así que quizá alguno (o ambos) resulta ser pariente de Luke, Han o Leia.
·         Kylo Ren (Adam Driver) es un villano enmascarado miembro de los Caballeros de Ren que luce un nuevo modelo de sable de luz y se presenta como un fanático de Darth Vader. "Kylo Ren no es un lord del Sith pero sí trabaja para el Líder Supremo Snoke, que sí es una figura poderosa del Lado Oscuro de la Fuerza", explica Abrams.
·         El Líder Supremo Snoke es un personaje creado por computadora en base al actor Andy Serkis que ya trabajó de igual manera en todos los filmes de El Señor de los Anillos (Lord of the Rings), El Hobbit (The Hobbit), Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio (The Adventures of Tintin, 2011)
·         El General Hux (Domnhall Gleeson) es el comandante de la  Primera Orden a cargo de la Base Starkiller (si, como el apellido original de Luke).
·         La capitana Phasma (Gwendoline Christie de la serie Game of Thrones), es la stormtrooper cromada que se ve en el tráiler y se ha convertido en la primera villana de la franquicia.
·         Maz Kanata (Lupita Nyong´o) es una pirata que habita en un castillo lleno de aliens de todas las especies.
·         Harrison Ford, Mark Hamill, Carrie Fisher, Peter Mayhew, Anthony Daniels y Kenny Baker vuelven a interpretar los roles que los hicieron famosos.
·         El androide giroscópico es BB-8 y tiene un diseño realmente práctico.
·          Los Jedi parecen haberse convertido en un mito y desaparecido definitivamente.
·         Maz Kanata (Lupita Nyong´o) es una pirata alienígena y propietaria de un castillo habitado por una corte de seres extraños al estilo de Jabba the Hutt. Se cree que es la persona que entrega el sable láser de Luke Leia en el segundo tráiler.
·         El destructor estelar Inflictor en el que entra el Millennum Falcon en el segundo tráiler es una reliquia de la Batalla de Jakku, un importante choque producido entre el Imperio y la Rebelión un año después de la Batalla de Endor.
·         Luke no aparece en el póster promocional del filme y el director Abrams lo justificó. Los rumores indican que en el guión, el maestro jedi se retiró de la actividad una década después de la Batalla de Endor y permaneció desaparecido los siguientes veinte años.

Coming Attractions
El presidente y director ejecutivo de Disney, Bob Iger, brindó en su último informe cuatrimestral que no sólo se estenarán una nueva trilogía fílmica de la franquicia Star Wars  que confirmó que serán tres también los spin off que se intercalarán con las mismas.
El primer desprendimiento de Star Wars se llamará Rogue One, se estrenará en diciembre de 2016 y está dirigida por Gareth Edwards (Godzilla) y escrita por el guionista nominado a los premios Oscar Chris Weitz (el de La Cenicienta, About a Boy, Antz).
La idea de la historia de Rogue One es de John Knoll, ganador del premio de la Academia, supervisor de efectos visuales y director creativo de Industrial Light & Magic. Knoll se desempeñará como productor ejecutivo junto con Simon Emanuel (Batman: El caballero de la noche asciende, Rápidos y furiosos 6) y Jason McGatlin (Las aventuras de Tintín – El secreto del Unicornio, La guerra de los mundos).
Los primeros detalles que se dieron a conocer acerca del guión, indican que la acción tendrá lugar antes del Episodio IV, y tendrá que ver con el plan para robar de planos de la Estrella de la Muerte que R2-D2 transportaba en el Episodio IV, algo de lo cual se vió en el videojuego Dark Forces que tanta fama le dio a Lucasfilm Games a principios de los años ´90. Además, se rumorea que se podría utilizar material inédito del actor británico Peter Cushing para “revivir” al Grand Moff Trakin.
Otro de los proyectos tendrá como protagonista a un joven Han Solo, tal como reveló la presidenta de Lucasfilm Kathleen Kennedy y el propio guionista, Lawrence Kasdan en varias entrevistas. El filme tendrá como protagonista a un Han Solo veinteañero, mostrará sus primeros pasos como contrabandista y estará dirigido por Phil Lord y Christopher Miller, responsables de La Gran Aventura Lego (The Lego Movie, 2014), Lluvia de Hamburguesas (Cloudy With a Chance of Meatballs, 2009), Comando Especial (21 Jump Street, 2012) y su secuela de 2014.
No se sabe a ciencia cierta quién será el protagonista del tercer filme que no tiene tampoco director asignado tras la renuncia anticipada de Josh Trank (el de la nueva versión de los Cuatro Fantásticos), aunque siempre se especuló con personajes como el maestro Yoda, el cazarrecompensas Bobba Fett y Obi Wan Kenobi, con el regreso de Ewan Mc Gregor.
Por su parte, Iger confirmó que Rian Johnson escribirá y dirigirá Star Wars: Episodio VIII. El estreno de la película, que continúa la saga tras los eventos de Star Wars: El Despertar De La Fuerza, se preveía para el 26 de mayo de 2017 en los Estados Unidos, en coincidencia con el aniversario 40 de la película original de 1977, pero finalmente fue dilatado hasta diciembre de ese año debido a retrasos en la producción.
Rian Johnson es considerado uno de los jóvenes cineastas más talentosos de la industria del cine, que dirigió Looper: Asesinos Del Futuro, una película que muchos críticos (no todos) consideran un moderno clásico de ciencia ficción; así como también Brick y Los estafadores. Johson también fue responsable de dirigir tres episodios de la aclamada serie “Breaking Bad”, entre ellos “Ozymandias” al que el creador de la serie, Vince Gilligan, destacó como el mejor capítulo de todos.
Y por último, tras la excelente performance de Jurassic World (2015), Lucasfilm le asignó la dirección del Episodio IX al responsables de este filme, Colin Trevorrow. El guión también será parte de Rian Johnson y el filme se estrenará en algún momento de 2019.
El nuevo Artoo

Todos los fanáticos de Star Wars saben que el verdadero héroe detrás de ambas trilogías no es otro que R2-D2, el droide más conocido como Artoo Detoo y que en Latinomérica resultó traducido como Arturito. 

Sin embargo, la nueva trilogía, que se ubica 30 años después de la última aparición fílmica (en la cronología) se necesitan diseños más modernos en la tecnología droide que el diseñador Neal Scanlan se encargó de desarrollar junto a los integrantes de su taller de criaturas, Scanlan, que ganó un premio de la Academia por su labor en Babe, El Chanchito Valiente (Babe, 1995), se propuso hace un robot tangible, que los protagonistas no tuvieran que imaginarlo todo el tiempo mientras filmaban las escenas utilizando un modelo articulado, y lo logró gracias a algunos bocetos del recordado Ralph McQuarrie.
“Logramos crear todo un vocabulario de movimientos”, se ufana Brian Herring, el afamado animador del estudio de Jim Henson. Para colaborar con la animación del simpático robotito, se construyeron gran cantidad de modelos con diferentes características de movimientos y sus creadores esperan contar con una versión totalmente articulada y a control remoto para el Episodio VIII.

Los niños primero
La Asociación Cinematográfica de Estados Unidos consideró que "Episodio VII: El despertar de la fuerza" no es apta para los niños y la clasificó como PG-13 (solo apta para mayores de 13 años) en Estados Unidos debido a las escenas de violencia. La Asociación advierte a los padres que algunas escenas serían inapropiadas para menores de 13 años y se insta a los mismos a tener cuidado.
En 2005, Star Wars: Episodio III La venganza de los Sith también había recibido una clasificación de PG-13 en 2005. Las otras cinco películas de la serie fueron PG (que sugiere la guía de padres o representantes), pero las primeras tres se estrenaron antes de que la categoría PG-13 fuera creada en 1984.
Primero en la fila
Se terminaron las largas colas de espera en la puerta de los cines para comprar una entrada. La preventa digital se convirtió en la estrella de las tendencias con un solo click. En este caso, El Despertar de la Fuerza batió todos los récords y sólo en EEUU recaudó 6,5 millones de dólares en un día. Voceros de IMAX dijeron que la venta anticipada para ver película superó el ritmo de éxitos de taquilla como Batman: el caballero de la noche asciende y The Avengers en 2012 y de Los juegos del hambre: en llamas en 2013, todas en el rango de 1 millón de dólares.

Han y Chewie, un matrimonio mayor 

 En medio de la promoción del filme, a Harrison Ford no se le ocurrió mejor idea que decir que la relación entre los personajes de Han Solo y Chewbacca (que interpreta Peter Mayhew) es como la de “un matrimonio mayor”.
Asimismo, el veterano actor, que ya cuenta con 73 años, le dijo a la revista Empire que reunirse con Mayhew, después de 32 años, fue “agradable y confuso”.
Ford habló sobre la amistad entre Han y Chewie y ahí se mandó la gran frase. “Parecían un matrimonio mayor. Creo que la gente los encontrará igual que siempre”, dijo entre risas.
Por su parte, Mayhew contó que “estaba sentado en mi tráiler, llamaron a la puerta y alguien gritó “¿Dónde está esa alfombra andante?” Era Harrison, que entró, me dio un gran abrazo y me dijo: “Bienvenido de nuevo, amigo”.

Indestructible
Mucho se habló de la ocasión en la que Harrison Ford se rompió un tobillo mientras filmaba sus escenas en el set del Millenium Falcon y el director J.J. Abrams se rompió la espalda tratando de ayudarlo a salir del lugar donde había metido el pie. Sin embargo, no fue esa la ocasión en la que el actor corrió mayor riesgo. El actor, de 73 años y famoso también por haber interpretado al arqueólogo Indiana Jones, se estrelló en marzo de 2015 con su avioneta de la Segunda Guerra Mundial en un campo de golf cercano al aeropuerto de Santa Mónica. Sin embargo, y a pesar de que resultó herido, Ford fue dado de alta a las pocas semanas y retomó su actividad sin más.

Fan hasta el final

Daniel Fleetwood, un enfermo terminal de cáncer de 32 años se convirtió en la primera persona en ver el filme completo antes de su estreno, merced a una campaña que iniciaron algunos actores.
Fleetwood, que tenía como último deseo en su vida ver El Despertar de la Fuerza, falleció el 11 de noviembre de 2015, pocos días después de haber cumplido su sueño.
Los actores de Mark Hamill, John Boyega y Peter Mayhew habían mostrado su apoyo al joven uniéndose a un campaña con el mensaje y haciendo lobby con el director.
El propio J.J. Abrams llamó a Fletwood y a su esposa para anunciarles que una versión sin editar del filme tendría lugar en la casa del matrimonio, en Texas, después. La única exigencia que les impuso Abrams fue que tenían prohibido revelar a nadie el argumento del filme.

Para ponerse al día
Junto al filme, se lanzan una serie de novelas, comics y jueguetes que podrían revelar más de la cuenta antes de tiempo. ¿Ya los tenés?
Shattered Empire (Imperio Destrozado)
Los genes pegan fuerte en la historia de la familia del piloto Poe Dameron y eso será en suma evidente en esta miniserie de Marvel ambientada en el período inmediatamente posterior a la Batalla de Endor. Los lazos familiares no tienen tiempo ni espacio y veremos cómo se entrelazan con los eventos de El Despertar de la Fuerza.
Aftermath (Secuelas)
En esta novela, Chuck Wendig ubicada tras los enventos de El Regreso del Jedi, juega conla evolución futura de los personajes;  y hay una visita clave al planeta Jakku que lo muestra como una suerte de Tatooine, y en donde se produce la primera aparición de uno de los villanos del filme.
Star Wars: Battlefront
El nuevo videojuego de Electronic Arts repite varios conflictos de la trilogía original, pero a partir del 8 de diciembre se pueden descargar niveles extra como “La Batalla de Jakku y averiguar cómo el Destrutor Estelar quedó atorado en la tierra, como se ha visto en los tráilers del nuevol filme.
Juguetes que hablan
Los tráilers pueden revelar poco y nada del argumento, pero no se puede evitar que los juguetes revelen detalles que pueden arruinar el filme. Kylo Ren pidiendo disculpas (a través de la máscara) y exigiendo determinados objetos, sumados a la ola de rumores podría hacerle mucho mal a los fanáticos pero seguro que no los abren hasta después de ver la película.
 C-3PO
Este especial One-Shot de Marvel Comics echará algo de luz (y quizá también pintura) sobre el extraño brazo rojo del droide de protocolo.
Sets de Lego
La primera oleada de juguetes Lego de El Despertar de la Fuerza TFA revela algunos nombres de personajes nuevos como el set del Millennium Falcon que incluye figuras de Tasu Leech y un miembro de la pandilla 'Kanjiklub sean quienes sean.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica | Mi Villano Favorito 3: el viejo truco del hermano gemelo

Crítica | El Planeta de los Simios: La Guerra