Crítica | Decime qué se siente, La Venganza: más grande que Pelé



Un brasilero ha sufrido la peor afrenta: un argentino le robó la mujer. La venganza, planeada junto a un amigo, será una locura que ambos deberán afrontar a lo largo de miles de kilómetros.

Convertirse en cornudo no es algo que le vaya a gustar a una persona. Pero si el perjudicado resulta ser un brasilero, y el que comete la afrenta, un argentino, la cosa se eleva a otro nivel. La guerra por la Banda Orienta, el fútbol, la música, el Mercosur y otras tantas situaciones, han enfrentado a ambas naciones a lo largo de doscientos años, pero, quitando el primero, los otros conflictos entre países “hermanos” siempre han sido del estilo amistoso.
Sin embargo, Caco (Felipe Rocha) explota cuando encuentra a un conocido chef argentino (impagable Adrián Navarro) “cocinando” con su novia, a quien estaba por pedirle, anillo en mano, matrimonio. Él ya está hasta el tope de “Maradona es más grande que Pelé” y las cargadas y el “Decime qué se siente” del Mundial 2014 y no va a permitir que un porteño se lleve a su chica.
Es por eso que, junto a su amigo Vadao (Daniel Furlan) idean una venganza estrafalaria: viajar a Argentina a “comerle” la novia al chef, y de paso a todas las mujeres de su familia. Cuanto “mais” grande sea la faena, mejor.
Pero la venganza machista de Caco y Vadao, lejos de consolidarse, va haciendo agua en cuanto entran al “territorio enemigo”, es decir a la Argentina. Ya en la frontera experimentarán los rigores que supone vivir en estas pampas y a cada paso que den, su plan irá diluyendo a medida que se crucen con estrafalarios personajes interpretados por, entre otros, Anita Pauls, Sebastián “Préstico” Presta.
La película cuelga en la soga (de la terraza, por supuesto) todos los trapitos que  argentinos y “brazucas” han venido ensuciando en las últimas décadas y demuestran los estúpido de esta rivalidad merced a chistes constantes sobre estas cuestiones. “Ahora nos vamos a vengar, por el honor de Brasil, por cada argentino que cantó “Decime qué se siente” borracho en Copacabana, por cada gol de Messi, de cada Libertadores que Boca Juniors ganó, y de cada antidóping del que Maradona haya zafado”, le dice Vadao a su amigo en una de las escenas..
Mención especial al popurrí del “Decime qué se siente” que una banda liderada por Aylin Prandi,  Gastón Ricaud y Jano Seitun les cantan, en todos los ritmos conocidos y por conocer, a Caco y Vadao a bordo de una camioneta.
El film de Fernando Fraiha toma todos los elementos de las clásicas “road movies” y los adapta a la Argentina con buen tino, y aunque el paquete resulta por demás atractivo, hay chistes que no se terminan de digerir y algunas escenas demás pero en la valoración general la cosa funciona y entretiene y eso, al pagar una entrada de cine, bien vale la pena.

Título original: "La vinganca"
País: Argentina-Brasil (2016)
Dirección: Fernando Fraiha.
Guión: Pedro Aguilera, Thiago Dottori, Fernando Fraiha, Jiddu Pinheiro, Felipe Sant'Angelo.
Fotografía: Gustavo Hadba, Felipe Reinheimer.
Edición: Danilo Lemos.
Música: Plinio Profeta.
Intérpretes: Felipe Rocha, Alan Pauls, Adrián Navarro, Daniel Furlan, Gastón Ricaud.
Distribuidora: Aura Films. 100 min. SAM16.
Calificación: Si siente muy argenta (7)

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica | Mi Villano Favorito 3: el viejo truco del hermano gemelo

Crítica | El Planeta de los Simios: La Guerra