Sharon Stone reveló que fue engañada para desnudarse en "Bajos Instintos"

La actriz contó cómo hizo el director Paul Verhoeven para convencerla de quitarse su ropa interior para filmar la escena más hot de la película de 1992.
 
 
Este año se cumplen 25 años del estreno de Bajos Instintos (Basic Instinct), la recordada película que consagró a Sharon Stones como una de las mujeres más bellas y sexys del planeta gracias a una escena en la que ella abre sus piernas y deja ver sus partes íntimas en primer plano.
Y si bien Stone era conocida como una actriz que se animaba a todo tipo de escenas, como lo atestiguan las tórridas escenas de la remake de “Sangre y Arena” que filmó en 1989, ella tuvo algunos reparos cuando el director Paul Verhoeven le pidió que se quite su ropa interior para la ya clásica secuencia del interrogatorio policial.
Según contó el realizador holandés en su momento, Stone estaba al tanto de cómo se iba a ver la escena y estaba encantada de participar de esa suerte de perversa situación ya que no eran muchas las actrices que habían mostrado su intimidad a pleno en una película de alto presupuesto y eso le iba a dar el envión que necesitaba para alcanzar la fama.
Cuando rodamos la escena, (la apertura de piernas) iba a ser una insinuación, pero Verhoeven me dijo que 'se podía ver el blanco de la ropa interior, y que necesitaba que me la quite'. Él me aseguró que no se vería nada. Así que me quité la ropa interior y se la metí en el bolsillo de la camisa", contó la actriz en una entrevista con el diario español El País.
Cuando terminaron, Stone quedó conforme al ver, en el monitor del director, que el resultado era tal cual éste le había comentado. "En aquella época no existía la alta definición, así que cuando miré al monitor realmente no se veía nada”, relató la rubia, de 59 bien llevados años.
Sin embargo, Verhoeven se había reservado un detalle y es que no era lo mismo ver la imagen en un pequeño televisor de 14 pulgadas que en una gigantesca pantalla de cine. “Me quedé en estado de shock, y al terminar la película, me levanté, me acerqué a Verhoeven y le di una bofetada", concluyó.
Sin embargo, Verhoeven continuó sosteniendo que Stone –con quien ya había trabajado en “El Vengador del Futuro” junto a Arnold Schwarzenegger- no es tan inocente como quiere hacer parecer. "Cualquier actriz sabe lo que se va a ver si le pides que se quite la ropa interior y apuntas ahí con la cámara. Ella incluso me dio las suyas como regalo. Cuando Sharon miró el resultado de la escena en el monitor, no tuvo ningún problema y se dejó llevar por esta actitud relajada. Pero cuando vio la escena rodeada de otras personas, incluidos su agente y su publicista, se volvió loca. Todos le dijeron que esa escena arruinaría su carrera, así que Sharon vino y me pidió que la quitase. Le dije que no. ´Tú aceptaste y te mostré el resultado´, le dije, y ella me respondió: ´Andáte a la m…´. Pero Sharon no te va a contar eso, seguro que no", explicó el realizador.
Lo cierto es que el papel de la escritora bisexual Catherine Trammell convirtió a la actriz en una sex symbol que continuó aprovechando esta fama por varios años en películas como “Casino”, “Sliver”, “Rápida y Mortal” y otras tantas que la convirtieron en una de las mejores pagas de todo Hollywood por un tiempo hasta que decidió retirarse.
El filme también abundó en otros detalles que rozan lo mítico como el hecho de que Michael Douglas –que en Bajos Instintos encarnaba al detective Nick Curran- debió internarse por varias semanas en una clínica a raíz de una adicción al sexo que se inició mientras filmaba las escenas de sexo junto a Stone y la bella Jeanne Tripplehorn; a instancias de su esposa de ese entonces que lo amenazaba con el divorcio. En realidad, su mujer lo encontró con su mejor amiga en la cama, él adujo este problema para salir del paso y ella no se lo dejó pasar; y de todas formas, toda la situación no hizo sino potenciar el éxito de la película, que se convirtió en la cuarta de más alta recaudación de 1992. El actor, de todas maneras, terminó separándose algunos años después para contraer enlace con Catherine Zeta Jones a quien había conocido en el rodaje de la premiada Traffic, de Stephen Soderbergh.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica | Mi Villano Favorito 3: el viejo truco del hermano gemelo

Crítica | El Planeta de los Simios: La Guerra