Todo lo que usted quería saber sobre Wolverine (pero sólo CFyB se animó a responder)



El mutante más famoso tiene un largo historial mediático que lo llevó de ser un simple personaje de relleno a ocupar un sitial de honor en la galería de Marvel Comics y del cine en general.


Orígenes secretos
Hablar (o escribir) de Wolverine a estas alturas del partido parece un caso perdido pero, a pesar de haber participado de innumerables cómics, series animadas y película -9 para ser más exactos-, todavía hay personas que no conocen los orígenes de este canadiense.
Aparecido por primera vez en la última viñeta-página de la revista Incredible Hulk #180 (octubre de
1974), Wolverine, Logan, Lobezno, Guepardo, Arma X, Patch, James Howlett o como quieran llamarlo, se ganó a los lectores con su personalidad y el misterio que envolvía su historia.
Fue el por entonces editor en jefe de la Casa de las Ideas, Roy Thomas quien tuvo la idea original para el personaje luego de buscar qué animales pequeños y salvajes se podían encontrar tanto en los EE.UU. como en Canadá. Tanto los badgers (tejones) como los wolverines (hurones) eran la respuesta, pero cómo estos últimos tenían un sonido más similar a “wolf” (lobo), se decidió por ellos.
El objetivo de Thomas obedecía a que Marvel, que buscaba expandirse a cualquier costo, había logrado entrar al mercado de las historietas canadiense y quería afincarse en el mismo con un personaje de esa nacionalidad. De ahí se generó la excusa de que el gigante verde entablara una batalla con el Wendigo en los bosques canadienses, y que en el medio del combate surgiera de entre el follaje Wolverine, con su clásico traje amarillo, enviado por el gobierno de ese país.
Fue Lein Wein, uno de los guionistas más destacados de Marvel en los años ´70, y que luego se convirtió en uno de los mandamases en DC Comics en las décadas posteriores, quien ideó la personalidad de Wolvie. “Lo hice chiquito y malvado”, le contó Wein a la revista Wizard en 1999.
Fue el director de arte de Marvel, John Romita Sr. el encargado de diseñar el traje el héroe. El genial dibujante fue directo a los libros y se basó en la apariencia felinesca de un hurón, y por eso en su primera aparición Logan cuenta con unas orejas mucho más cortas y puntiagudas que las actuales, aunque su factor de curación y sus filosas garras, esas que se convirtieron en su marca registrada, ya estaban ahí.
Y a pesar de que los años han pasado, no sólo el dibujante de The Incredible Hulk  –Herb Trimple- sino todos los que lo precedieron, siempre han respetado en menor o mayor medida el legado de Romita Sr. “Me enorgullezco mucho de que mis ideas todavía estén ahí”, suele decir el artista, de 87 años, en sus entrevistas.
Sin embargo, hasta ese momento, nada decía que Wolverine fuera a ser un mutante, aunque tampoco nada lo contradecía.
X-Man
El tiempo pasó y Lein Wein fue comisionado a relanzar el cómic de X-Men que había sido cancelado en 1970 junto al dibujante Dave Cockrum. De esta manera, en el Giant-Size X-Men 1 presentó al público a un nuevo equipo de mutantes con diferentes etnias y nacionalidades para hacer a la revista más atractiva en otros países. Banshee, Sunfire, Nightcrawler, Storm, Colossus, Thunderbird y, por supuesto, Wolverine, fueron los elegidos para acompañar al omnipresente Cyclops.
Esta época se considera como la edad dorada del título ya que, tras la partida de Wein, llegaron Chris Días del Futuro Pasado y La Saga de Phoenix Oscura, que incluían a enemigos tan feroces y peligrosos como la Guardia Imperial Shi´ar, la mencionada Phoenix, los centinelas de Stephen Lang y el Hellfire Club de Sebastian Shaw y la White Queen, entre otros.
Claremont y John Byrne que revolucionaron la época con historias como
A pesar de que Claremont, quería deshacerse de Wolverine, Byrne –canadiense también- bogó por conservarlo y por eso el guionista aceptó con gusto sus sugerencias para el personaje, como el hecho de que pudiera retraer sus garras de adamantium –el metal que recubre también todo su esqueleto-, algo que hasta el momento no pasaba. “Comencé a pensar quién era Wolverine e imaginé que él no estaba en los X-Men para ser un héroe sino para que el profesor Xavier pudiera vigilarlo mejor”, explicó Byrne años después.
En medio de todo este verdadero paraíso comiquero, Claremont se puso en contacto con un por entonces ascendente dibujante llamado Frank Miller para hacer una miniserie que revolviera un poco el pasado de Logan. En este cómic (reeditada varias veces en Argentina, incluso en la colección de Salvat) se revela que el mutante había viajado alrededor del mundo aprendiendo diferentes estilos de combate, como la de los samurái, que a su vez le ayudaban a disciplinar su corazón, que se debate eternamente entre la luz y la oscuridad.

Apocalíptico
Durante los años ´80, el personaje continuó ganando fanáticos merced a su personalidad frenética a la hora de la batalla pero reflexiva en la paz, por lo menos hasta que la Casa de las Ideas vio que había lugar para explotarlo un poco más durante sus “descansos”.
De esta manera, en 1988, Marvel lanzó el cómic “solista” de Wolverine guionado por Claremont (que a estas alturas ya le había tomado cariño al personaje) y dibujado por John Buscema. El título, en el que metieron mano también Archie Goodwin y Peter David, presenta historias que buscan desentrañar un poco el pasado de Logan y su relación con Sabretooth (Victor Creed) aunque sin llegar nunca a nada.
El ingreso de Larry Hama y Marc Silvestri como guionista dibujante Arma X” (Weapon X), la historia serializada en Marvel Comics Presents de la 72 a la 84 (1991) y que cuenta la estadía del personaje en las instalaciones militares en las que le inyectaron el adamantium en su esqueleto y lo sometieron a incontables torturas con el fin de lavarle el cerebro; tal como después se refleja en pasajes de las películas X-Men Orígenes: Wolverine (X-Men Origins Wolverine, 2009) y en X-Men Apocalipsis (X-Men Apocalyse, 2016).
respectivamente (número 31), le otorga al cómic un periodo que terminó de consolidar al personaje como un ícono de acción dentro de la galería de Marvel Comics, pero nada más. Sí aporta a su historia Barry Windsor-Smith con “
Sin embargo, en “Atracciones Fatales”, Wolvie pierde el adamantium a manos de Magneto (X-Men 25, 1993), y descubre que sus garras con de hueso. Y aunque luego el villano Genesis (hijo del héroe Cable) le quiere reinyectar el metal irrompible, Logan lo rechaza convirtiéndose en una suerte de bestia, estado del que luego se recupera aunque no puede evitar el bajón creativo de Hama, que termina dejando su trabajo en el 118.
El que sí tiene éxito en volverlo a su estado inicial es Apocalyse, que también le lava el cerebro por decimoquinta vez y lo convierte en uno de sus jinetes, Muerte, en las historias denominadas “The Twelve” y “Ages of Apocalypse” que ocuparon los cómics mutantes entre los años 1999 y 2000.


El Fin
El siglo XXI encuentra a Wolverine recordando su verdadero Origen (en la miniserie Origins, 2001) y con
más actividad que el CEO de Marvel Joe Quesada. Al cambio de look que le proporcionaron Grant Morrison y Frank Quitely para “New X-Men” (2000) y que se condecía con el primer film de Bryan Singer estrenado ese mismo año, se le agrega un nuevo volumen de su serie solista, lanzado en 2004, cortesía de Mark Millar y el artista John Romita Jr.
Pero, sin duda alguna, los dos sucesos más destacables de esta etapa es la aparición de nada menos que dos hijos, así de una. Surgida en el capítulo 41 de la serie animada X-Men Evolución (X-Men Evolution, 200-2003) Laura Linney, pasó luego al plano de los cómics como la clon del mutante más  famoso que no sólo se unió a los X-Men, X-Force sino también a los Avengers por mediación de su “padre”.
Daken (“mestizo” en japonés), por su parte, fue introducido a la continuidad en los números 4 y 11 de Wolverine Origins (2007) como hijo de Logan e Itsu, una esposa nipona, muerta varios años atrás. Resentido por el involuntario abandono de su padre (que lo creía muerto), Daken busca tomar el lugar de éste y se une sin dudarlo a los Dark Avengers que el villano Norman Osborn forma tras la Invasión Secreta (Secret Invasion, 2008) de los skrulls.
 Como parte de dos de los equipos más importantes de la escudería Marvel, Logan se ve involucrado en algunas de las historias más preponderantes de ese universo. En una de ellas, un grupo de enemigos del mutante conocidos como La Roja Mano Derecha, logra enviar al personaje al mismísimo infierno (como cuando Bart Simpson dice “vete al diablo” pero de verdad), en el que se encuentra con varios personaje –buenos y malos- que ha estado enviando allí desde su nacimiento; y de donde logran rescatarlo Mystique, Daimon Hellstrom y Ghost Rider.
En “Avengers vs X-Men” (2012), Logan debe decidir de qué lado está cuando estos dos grupos se enfrentan a raíz de la probable posesión de Hope Summer –la primera mutante nacida luego de la purga generada por la Scarlet Witch en “Dinastía de M” (House of M, 2005)- por parte de la fuerza Phoenix que ya acabó con la vida de Jean Grey en su momento. Una vez apaciguadas las cosas, Wolvie comenzó a formar parte de los Avengers Unity Squad que el Capitán América creó para generar confianza en los mutantes y cuyas aventuras se pueden leer en el título “Uncanny Avengers” (2012).
Por otra parte, Mark Millar y Steve Mc Niven crean una nueva versión del personaje en la historia conocida  y 72 de Wolverine (volumen 3) y rematada con el Giant Size Old Man Logan, de 2009. Ubicada en la Tierra 807128 para no molestar en la continuidad oficial, esta trama fue la elegida por Hugh Jackman para terminar con su etapa artística con el personaje.
como “Old Man Logan”, serializada entre los números 66
En la “Muerte de Wolverine” -publicado durante 2014 y 2015 en los volúmenes 5 y 6 del cómic y en la miniserie del mismo título-, el factor curativo del Logan es sobrepasado por un virus creado por uno de los responsables de “Arma X”, el Dr. Abraham Cornelius. Un debilitado Wolvie logra ubicar y eliminar al científico antes de sacrificarse por el bien de la humanidad.
En este punto, los responsables de Marvel decidieron que la joven X-23 tomase el lugar de Wolverine en todos los títulos en los que éste participaba.
Y para que su ausencia no se sintiera tan fuerte, y tras el reboot del universo marvelita al final de las nuevas Guerras Secretas (Secret Wars, 2015), el viejo Logan fue reubicado en Tierra Prime con todos sus recuerdos intactos; y por eso, en la serie regular en la que trabajan Jeff Lemire y Andrea Sorrentino (Mmmm…) desde enero de 2016, el canadiense busca prevenir el futuro apocalíptico que le tocó vivir ante cualquier indicio que aparezca frente a sus narices.

Comentarios